Sin categoría

El lobo vestido de Príncipe Azul

Los primeros meses de pololeo entre Isidora y Benjamín fueron perfectos, sin embargo, con el tiempo él fue dejando atrás lo que era sólo una fachada. Pasaron de tomar el sol juntos en la playa a no poder estar juntos en una pieza sin pelearse. Esta historia es la realidad de muchas, pero que pocas cuentan.

Por Gabriela Miranda V.

25 de Nov del 2016

Isidora Ortiz, de 18 años, había conocido a Benjamín en un carrete, estuvieron saliendo algunas semanas y en una fiesta él le pidió pololeo. Todo fue muy rápido. Benja era el hombre perfecto: se llevaba bien con su familia, estudiaba ingeniería comercial, andaba en moto y era muy deportista. “Yo lo empecé a conocer bien cuando estábamos pololeando”, dice Isidora. A los cuatro meses de relación, el círculo de Benjamín se rompió, sus padres se llevaban mal, él peleó con su papá y se fue a vivir con su mamá. De ahí en adelante todo empeoró. Le quitaron el auto, la moto y comenzó a fallar en la universidad. “Benja se fue a un hoyo, y nuestro pololeo también”, cuenta.

Con el paso del tiempo Benjamín fue revelando su verdadera personalidad y las discusiones se convirtieron en algo del día a día. “Se puso agresivo y se empezó a obsesionar conmigo. Se ponía celoso por todo, no podía saludar a mis amigos, no me podían agregar a Facebook hombres, no podía subir fotos a Instagram en bikini”, relata Isidora. Las cosas entre ellos empeoraron, las peleas, gritos e insultos eran parte de su relación. Además, él controlaba todo lo que hacía ella, no la dejaba agregar ni aceptar solicitudes de amistad de hombres en las redes sociales y si lo hacía, por más que cambiara sus contraseñas casi a diario, él encontraba la forma de entrar a sus cuentas y bloquear a todos sus amigos.

violencia

En Chile, aproximadamente el 35% de las mujeres declara haber vivido una o más situaciones de violencia a lo largo de su vida, ejercida por su pareja, ex pareja o algún familiar. Y una de las formas más comunes de violencia es la psicológica. “Sus inseguridades me las traspasó a mí. Me metía en la cabeza que mi familia era mala, que yo no tenía valores, que era demasiado pendeja, que tenía demasiados defectos. Tocaba mi punto más débil y me hacía mierda”, cuenta Isidora.

Cuando llevaban un año de pololeo, llegaron al punto límite. “Un día veníamos de un carrete y él estaba curado. Yo quería irme a mi casa, pero él me empezó a obligar a irme a dormir a la suya. Me acuerdo que estábamos en su auto y no me dejaba salir, traté de abrir la puerta pero no podía y él agarró el cinturón y me lo empezó a poner súper brusco, como que me estaba ahorcando. Yo empecé a llorar y Benja me tapó la boca. En un momento él entró como en una crisis de rabia y me agarró el labio, me lo empezó a estirar y me quedó la boca llena de moretones”, relata Isidora, quien además tuvo que quedarse con él y tratar de dormir entre el llanto y el dolor.

da6424b2f7f6b24a580cd3578ffd0a8c

Según cifras entregadas en el seminario “Violencia en el pololeo: Técnicas y herramientas para prevenir, detectar y afrontar”, desarrollado por la Universidad Santo Tomás, el 10% de los casos de femicidio en Chile se dieron en el contexto de relaciones de pololeo o ex pololeo. Sin embargo, Isidora pudo cortar con la relación a tiempo. “Yo terminé con él porque me engañó, pero los últimos meses yo estaba con él porque me daba susto dejarlo solo. Cuando supe que me cagó, terminé y nunca más quise volver a saber nada de Benja. Para mí fue ‘que rico tener una excusa para terminar con él de frente y chao’”.

*Los nombres de los personajes de este reportaje han sido cambiados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s